Sáb02242018

Last updateSáb, 24 Feb 2018 9pm

Back Está aquí: Home Mundo Internacionales

Mundo

China envió cazas a perseguir aviones japoneses y de Estados Unidos

El peligroso episodio ocurrió en una zona de control aéreo militar constituida unilateralmente por Pekín hace una semana. Crece la retórica amenazante en medios oficiales chinos.

Leer más...

ONU: La desnutrición amenaza a 1·500·000 niños en Filipinas tras el tifón

Las Naciones Unidas advirtieron que a esa cifra habría que sumarle cerca de 800·000 mujeres embarazadas o en amamantamiento mal alimentadas; El balance de los muertos ya llegó a 5·209, según autoridades locales

Leer más...

La policía turca tomó el control de la céntrica plaza Taksim de Estambul

Los efectivos irrumpieron con blindados, en una sorpresiva operación pocas horas después de que el gobierno anunciara su disposición a negociar las reivindicaciones ecologistas.
Cientos de agentes de la fuerza de intervención rápida que están ahora en la emblemática plaza -a la que no se acercaban desde hace dos semanas-, se enfrentaron a un grupo reducido de personas que les tiró bombas molotov, informó la emisora NTV.
Los policías respondieron con un uso masivo de gas lacrimógeno y chorros de agua a presión, pidieron a los manifestantes que no lanzaran "piedras y botellas" y aseguraron que no iban a desalojar la acampada de protesta del adyacente parque Gezi, sino únicamente a limpiar la plaza y sus aledaños de pancartas.
Los agentes derribaron las barricadas levantadas en las calles de acceso a la plaza de Taksim, uno de los principales centros de las fuertes revueltas ciudadanas nacidas de una manifestación de ecologistas para rechazar la remodelación urbanística del parque Gezi de Estambul.
Después de una violenta intervención de la policía, miles de personas se adhirieron a la protesta, que se ha extendido por todo el país, convertida rápidamente en una manifestación contra el primer ministro, Recep Tayyip Erdogan, y su gobernante partido AKP.
En los múltiples enfrentamientos con la policía murieron hasta ahora tres personas, y varias miles resultaron heridas.La Plataforma de Solidaridad de Taksim rechazó hoy, en un mensaje de twitter, tanto el uso de bombas Molotov como de gas lacrimógeno.
Esta intervención policial ocurrió después de que el viceprimer ministro, Bülent Arinç, anunciara, en una rueda de prensa, que el primer ministro, Recep Tayyip Erdogan, se reuniría con los manifestantes, según despacho de EFE.
No obstante, la Plataforma de Taksim respondió que hasta el momento no había recibido invitación a tal reunión.
Fuente: Télam

Cientiíficos suizos revelan que Yasser Arafat murió por envenenamiento con polonio

Los análisis en los restos del líder palestino muerto en 2004 muestran "actividades de polonio-210 en los huesos y los tejidos que eran hasta 20 veces superiores a las referencias".

Leer más...

El premier turco dijo que no se dejará intimidar por "saqueadores"

El primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, reiteró hoy que no se dejará intimidar por "unos cuantos saqueadores" e instó a sus seguidores a darles a los manifestantes una lección en los comicios locales que se realizarán el próximo año.
El primer ministro turco mantuvo hoy su dura retórica contra los manifestantes, a quienes calificó de "saqueadores" que no lo doblegarán, en una marcha en su apoyo organizada en Ankara, mientras en la emblemática Plaza Taksim de Estambul se renovó el multitudinario reclamo contra su gobierno.
"El pueblo nos dio el poder y sólo el pueblo nos lo puede quitar", respondió Erdogan a quienes protagonizan las manifestaciones, tras conminar a los opositores a enfrentarlo a él y su partido, Justicia y Desarrollo (AKP), en las urnas en las elecciones locales del próximo año.
Ante miles de seguidores en una manifestación organizada por el AKP, Erdogan insistió con su dura retórica, dijo que no lo doblegarán y calificó de "saqueadores" a los manifestantes, a quienes acusó de agredir a mujeres con velo y de haber entrado "con zapatos y botellas de cerveza" en mezquitas, incumpliendo así el precepto islámico de acceso a los templos.
Pocas horas antes, al llegar al aeropuerto de Adana, en el sur de Turquía, previamente a partir hacia la ciudad de Mersin, el premier había advertido que el goebirno no hará "lo que hacen los saqueadores, que queman y destruyen propiedades públicas".
Mientras Erdogan proclamaba su encendida arenga en Ankara, sus seguidores gritaban "mantente firme, no te doblegues, tu nación está contigo" y "estamos orgullos" en una marcha repleta de bandera rojas, según informó la agencia de noticias EFE.
La manifestación de hoy se enmarca en una estrategia de su partido AKP para neutralizar la creciente ola de protestas que sacuden al país hace más de una semana, plan que incluye la realización de otras dos grandes contramanifestaciones, en Ankara y Estambul, para los días 15 y 16 de junio, según informó el periódico turco Hurriyet Daily News.
Esta ola de reclamos, el mayor desafío al poder de Erdogan desde que llegó al cargo en el año 2002, deriva de la indignación por la violenta represión a un grupo de ecologistas que defendía un parque céntrico de Estambul de la demolición.
Las declaraciones del premier se producen mientras nuevamente decenas de miles de manifestantes provenientes de columnas de varias ciudades se reunieron pacíficamente en la Plaza Taksim en un nuevo capítulo del reclamo antigubernamental.
"Taksim está en todas partes, en todas partes resistencia" fue el grito coreado por la plaza, en la que se agolpaban unas 30.000 personas, miles de ellos en el adyacente parque Gezi, convertido ahora en un campamento de protesta.
Las densas nubes que envolvían la plaza no procedían esta vez del ya tan acostumbrado gas lacrimógeno, sino de los numerosos puestos de comida, repartidos entre la muchedumbre.
En un ambiente mucho más relajado que en las jornadas anteriores, los manifestantes quitaron incluso una de las barricadas levantadas hace una semana para dificultar el acceso de la Policía a la plaza.
Esta mañana el gobernador de Estambul, Huseyin Avni Mutlu, miembro del mismo partido del premier, calificó a los manifestantes del parque Gezi como "ciudadanos libres por encima de los partidos" e incluso aseguró que quisiera hacerles compañía.
"Hay que pedir perdón por los excesos y los errores individuales que ocurrieron a veces en este asunto. Pido mil perdones, de corazón", dijo el gobernador, a quien los manifestantes le exigen su renuncia por los abusos policiales, al igual que a los gobernadores de Ankara y Hatay.
Mutlu también aseguró que la policía no volverá a ingresar a la plaza Taksim y al parque Gezi a desalojar a los manifestantes, adonde las fuerzas no entran desde hace una semana, aunque sí reprimen en otros lugares.
"Taksim es nuestro, Estambul es nuestro", coreaban los manifestantes, mientras muchos volvían a pedir la dimisión del primer ministro, Recep Tayyip Erdogan.
Las exigencias de este movimiento ciudadano son: garantías de preservar el parque de Gezi, cuya defensa constituye el origen de las revueltas; la prohibición del gas lacrimógeno, la liberación de los detenidos en las protestas y la dimisión de los gobernadores de Estambul, Ankara y Adana.
La petición de perdón del gobernador de Estambul, por los excesos cometidos por los agentes en la represión de las protestas, no parece haber impresionado a los manifestantes que mantienen un fuerte reclamo de renuncia.
Hoy, el sindicato de los policías turcos denunció que, a las víctimas conocidas hasta ahora -que son dos manifestantes muertos y un policía, tres en coma y más de 4.000 heridos- se deben sumar 6 agentes que se suicidaron en la última semana "por las duras condiciones de trabajo durante el despliegue".
En la última semana "se han suicidado seis de nuestros agentes", dijo Faruk Sezer, presidente del sindicato policial Emniyet-Sen.
Según Sezer, la causa fueron "las condiciones extremadamente agotadoras en las que tienen que trabajar", enviados desde otras ciudades a reforzar las plantillas de Estambul, Ankara y el resto de los principales focos de protesta, sin que se les haya proporcionado alojamiento adecuado.
Fuente: Télam